30, May, 2024

Entrevista con el Dr. Kenneth Polasko 

Por: Andrea Domínguez, Isabel Garduño y Pedro Ponce. 

El Dr. Kenneth Polasko trabaja como investigador en Arizona State University, es un profesional informado, experimentado y ético en el ámbito de las patentes, las empresas de nueva creación y las asociaciones empresariales; además, forma parte de la Junta de Regentes de Arizona en donde entre varias de las actividades que se desarrollan se promueve el descubrimiento, la aplicación y la difusión de nuevos conocimientos; se extendienden beneficios de las actividades universitarias a los ciudadanos de Arizona; y se maximizan los beneficios derivados de la inversión del estado en educación (1). 

La Junta de Regentes de Arizona proporciona liderazgo y una voz unificadora en temas clave de la educación superior e influye en la política pública a través de la promoción de iniciativas fundadas en la investigación basada en la evidencia. Las sinergias entre el sistema de educación superior desempeñan papeles clave como socios principales en el desarrollo económico del estado y el avance de la comunidad. 

Andrea: ¿Cómo se da la vinculación entre investigación y fondos gubernamentales? 

Kenneth: Creo que una de las dimensiones clave es ¿Cómo comunicar este tipo de trabajo a la comunidad? Para que vean el valor que las universidades pueden aportar a la comunidad local. Creo que es bueno que te involucres en los aspectos de la comunicación de un programa como este para impactar en la comunidad, porque es absolutamente crítico. 

Una de las cosas que hemos descubierto aquí en los Estados Unidos es que normalmente las universidades hablan de que estamos resolviendo grandes problemas. Como, por ejemplo, sobre el cáncer las universidades dicen: ¡Hey, hemos encontrado una cura potencial para el cáncer en una placa de Petri! y en los Estados Unidos, la gente ha escuchado eso tantas veces, que no genera ninguna emoción o motivación porque, puedes decir algo que mata las células cancerosas en una placa de Petri, pero se necesitan 30 años para conseguir un medicamento. Así que, cuando oyen cosas como que hemos encontrado el agujero negro, o que estamos resolviendo la crisis energética o la pobreza y… ¡está bien! no me malinterpreten, esos son temas importantes que las universidades deben buscar resolver, pero no tienen tanto impacto cuando los ciudadanos locales lo oyen. 

En nuestro caso, la legislación de Arizona escucharía todo esto y después de cinco, diez, quince o veinte años, diría “bueno, lo mantendremos en nuestra agenda, pero no hay nada que termine con nuestras vidas que podamos ver en el día a día”. Y eso es lo que nos llevó a intentar averiguar cómo podemos tener más impacto en los ciudadanos, sus problemas específicos y la manera en que lo vamos a comunicar. 

¿Cómo se supone que hay que hacerle con estos u otros problemas a largo plazo que el gobierno federal financia? Y no me malinterpreten, estos temas son importantes, las universidades necesitan trabajar en ellos. Pero los problemas a largo plazo no tienen tanto impacto en los ciudadanos y lo que es más importante, la legislación del Estado de Arizona da a las Universidades una buena cantidad de dinero, no más que el gobierno federal, pero les da mucho dinero, por lo que realmente uno quiere ver que son capaces de decir las Universidades y cómo añaden valor en la resolución de los problemas del estado. Y quiero separar eso de los componentes educativos, así que ciertamente las Universidades proporcionan mucho valor al educar a los estudiantes. Y nuestra legislación reconoce eso, pero de lo que estoy hablando específicamente es de la investigación que es en donde tenemos un problema o algunos desafíos con la comunicación hacia la legislación. Así que ahí es donde me voy a enfocar en el objetivo de este programa. 

Andrea: Desde su perspectiva ¿Cuáles son los 3 problemas de ingeniería más importantes que hay que resolver? 

Kenneth: Hoy me centraré en el planteamiento de los problemas de Arizona. Plantear el problema es la clave porque ahí es donde los investigadores van a centrar su energía y su creatividad, en el planteamiento del problema, así que, para obtener el planteamiento del problema, acudimos a las personas que viven los problemas en el día a día, como son los organismos estatales aquí en Arizona, por ejemplo: El departamento de calidad ambiental de Arizona, el departamento de servicios de salud de Arizona. Estas agencias estatales de Arizona están trabajando en los problemas del medio ambiente: la cantidad y la calidad del agua, la calidad del aire porque tenemos problemas con las partículas de ozono, y están trabajando con el departamento de salud de Arizona, porque tenemos un problema muy localizado, llamado fiebre del Valle, no sé si probablemente conoces ese término, pero es algo que sólo ocurre en áreas muy secas como el desierto, así que dos tercios de la fiebre del Valle ocurren en Arizona, y algunos en California, creo que también hay en México, tal vez se llama de otra manera, pero debido a que dos tercios de los casos están en Arizona el Gobierno Federal no financia nada de eso, así que para obtener la declaración del problema, vamos a las agencias estatales a plantear y preguntar ¿cuáles son sus mayores problemas? 

Entonces las agencias estatales nos muestran los problemas que están enfrentando, la información que ha sido publicada, y algunos artículos de prensa en medios locales que hablan del problema. 

La fiebre del valle fue uno de los problemas que dijeron que era un gran problema, asociado con el polvo, pues la fiebre del valle sucede por un hongo en el que las esporas son transportadas en el polvo que se levanta por el viento. 

Otro problema es el ozono debido al tráfico y la temperatura en nuestro medio ambiente tenemos una gran cantidad de ozono que es muy malo para las personas que tienen problemas respiratorios. Otro problema es el agua contaminada. 

Entonces estas declaraciones de los problemas vienen de la Agencia Estatal y es la forma en la que definimos lo que es importante para Arizona. Estamos utilizando esta experiencia en lugar de la Universidad tratando de llegar a los problemas. Acudimos a las personas que están a cargo y a las que se les paga día a día para que traten de resolver estos problemas. 

Isabel: Tengo otra duda y está más relacionada con la parte del desarrollo tecnológico, el Dr. Ponce nos dijo que usted es un experto en toda esta parte de cómo se hace esto, y cómo se prueban estos desarrollos tecnológicos, en el cómo se consiguen las patentes y cómo se hace esta parte de la investigación. Entonces, en esa parte entiendo que la ética es algo relevante. En ese caso, ¿cómo se aborda la parte de la ética en estos elementos de los que usted está hablando y la financiación del Estado. ¿Cómo se aborda esa parte? 

Kenneth: Es una muy buena pregunta, pues cuando financiamos estas cosas el beneficio es del estado, tienes toda la razón, si financiamos estas investigaciones sobre un problema del estado digamos que llegamos a una solución realmente buena que podemos patentar en cierto sentido hay un poco de problema ético si llegamos a una solución y la universidad la patenta, teóricamente tendríamos que pedir a quien la usa o comercializa o al estado que la está usando que nos pague un derecho, en ese caso, creo que se crearían problemas porque los políticos del estado pensarían que han financiado esta investigación y luego tienen que pagar una regalía por utilizarla. Así que, si se diera esa situación, sin duda, se llegaría a un acuerdo para utilizar la tecnología y no cobrar nuestra regalía para evitar el dilema de que el estado pagó por la investigación y luego se vuelve a pagar con la regalía por encima de eso. 

Andrea: ¿Cuál sería un posible modelo para vincular este debate a mejores políticas públicas?

Kenneth: Una de las cosas, desde el punto de vista de la política, es que hemos salido de la comunidad. El estado de Arizona está formado por muchas comunidades pequeñas, como Buckeye, Flagstaff y otras, hemos acudido a los políticos y hemos profundizado en el pensamiento en términos de opciones políticas y así tenemos muchos políticos que dicen: Tenemos grandes problemas con el agua, ¿Cuáles son las opciones que nos pueden ayudar a resolver estos problemas que tenemos? Y a ellos les resulta valioso contar con especialistas universitarios innovadores que les indiquen las opciones que existen, por lo que han descubierto que esa es una forma en la que nosotros podemos aportar valor desde una perspectiva política. 

Una de las cosas que tratamos de evitar son las recomendaciones políticas específicas y la razón por la que tratamos de mantenernos al margen de las cuestiones políticas, es que la política puede ser muy compleja y hay muchas partes interesadas. Debemos tener cuidado de que los políticos no utilicen a la universidad y lo que quiero decir es que un político podría decir: “Esto es lo que deberías hacer” por lo que, no podemos ponernos en esa situación de tener que tomar esa decisión tan difícil de acatar. Lo que queremos hacer es darles opciones, ellos son los políticos, ellos tienen todas las complejidades, esa es realmente su decisión. Las universidades aportan cuál sería la mejor manera de resolver porque en la mayoría de las veces no hay una mejor manera, depende de cómo se mire la solución del problema. Esto tiende a ser complejo en el ámbito de la política, por lo que para este programa tendemos a mantenernos alejados de cualquier proyecto en el que nos gustaría dar una recomendación política específica y decir, aquí están las opciones y aquí están las ventajas y desventajas de las diferentes opciones y dejar que el proceso político, tome una decisión. 

Isabel: En esta parte del trabajo con las Universidades en el caso de México y Arizona ¿Cuáles son los principales retos? porque por ejemplo aquí en el Tec de Monterrey y Arizona sabemos que hay cierta colaboración entre las Universidades, pero hablando de manera más general ¿Cuál es el principal reto desde su perspectiva en cuanto a esta colaboración México y Arizona ¿A qué retos se enfrentan en la colaboración entre estas universidades? 

Kenneth: Hablando de colaboración entre países creo que en Arizona estamos muy abiertos a la colaboración con México. 

En Arizona tenemos tres universidades estatales: La Universidad de Arizona en Tucson, la Universidad del Norte de Arizona que está en Flagstaff y la Universidad del Estado de Arizona que está en Phoenix, esas universidades tienen presidentes diferentes y hay mucha competencia entre ellas, en muchos casos no les gusta trabajar en conjunto porque quieren todo el crédito exclusivo para obtener fondos. Sin embargo, en una buena investigación lo que tenemos que hacer, es juntar al mejor equipo de investigación, porque, volviendo a los problemas, no hay una solución única, o una bala de plata única. 

Así que, ofrecemos incentivos financieros y establecemos que el equipo de investigación incluya investigadores de al menos dos universidades, idealmente, de las tres universidades, a través del proceso de financiación. Pensamos en esta solución, para poder atraer a la mejor gente, los mejores investigadores, la mejor infraestructura, equipo y laboratorio, porque las diferentes universidades, tienen diferentes conjuntos de equipos. Esto nos asegura atraer al mejor equipo para abordar los problemas. 

Isabel: En ese caso, la forma de generar esta parte de la sinergia, es decir: ¿lanzan propuestas de colaboración entre universidades o cómo hacen estas colaboraciones entre universidades? 

Kenneth: Vamos a cada universidad y asignamos a alguien de la oficina de vicepresidencia e investigación. Porque siempre hay preguntas que la facultad tiene que hacer para entender la naturaleza de los problemas, nunca hay una comunicación perfecta, así que tenemos una sesión de preguntas y respuestas con las agencias estatales y la facultad administrativa. Una vez que se entiende lo que la agencia está pidiendo, el mandato de financiación establece que el equipo tiene que incluir al menos dos universidades, si no las tres, requisito indispensable. Si quieren obtener el dinero, tiene que ser un equipo que incluya a varias universidades y no puede ser una propuesta de investigación de una sola institución. 

Entonces recibimos las propuestas de investigación y las revisamos, la revisión más importante la envío a la agencia estatal, así que la agencia estatal que propuso el planteamiento del problema califica las propuestas y luego me las devuelve, y se elige a la mejor calificada en la propuesta de investigación para financiar.

La otra cosa que quiero mencionarles sobre estas propuestas es ¿Cómo tener impacto? Aquí en los EE. UU. a muchos de los profesores les gusta pensar en problemas a largo plazo, ya saben, resolver la pobreza o conseguir una colonia en Marte, y nosotros les decimos a los profesores que queremos que propongan la solución a tres años, así que centramos su atención en una solución a corto plazo, en lugar de pensar en una solución de cinco o diez años. 

Esta es una parte clave. ¿Cómo pensamos en una solución? La mayoría de las veces, cuando voy a la facultad en los Estados Unidos y digo, por ejemplo: La fiebre del valle es un hongo que se mete en los pulmones, y mata a la gente, mata a un buen número de personas, es una enfermedad realmente mala, pero es local aquí en Arizona, así que cuando voy a la facultad, y digo ¿Cuál es la solución para la fiebre del valle? Bueno, lo primero que piensan es, bueno, hagamos una vacuna que es una solución, ¿verdad? Pero las vacunas pueden tardar diez años, y no vas a conseguir una vacuna en tres años así que, aunque tengan la solución, no financiaremos eso, la mayoría de los fondos van a eso, pero ¿qué tal un diagnóstico? Podemos detectar la fiebre del valle antes o más rápido, de nuevo eso va a llevar más de tres años, la tercera que se les ocurrió también, fue crear un anti-hongo para matar el hongo dentro de tus pulmones, de nuevo estas son soluciones a largo plazo que deben ser perseguidas pero va a llevar mucho tiempo para que lleguen al mercado, así que cambiamos la forma en que nuestros investigadores piensan en las soluciones en lugar de pensar en el largo plazo, los tenemos pensando en la solución a corto plazo. 

Si este hongo está en el desierto, en la tierra, entonces ¿qué es posible? Podemos cercar el área, esa es una solución a corto plazo, no dejar que la gente camine en el área, pero cuando el viento se levanta todavía recoge las esporas y el polvo, y la gente seguirá entrando, es una especie de solución, pero no realmente. Lo que se nos ocurrió en ingeniería fue llamar punto caliente al área que tenga la fiebre del valle, en ese punto caliente rociamos una fina capa de cemento sobre la zona y cuando el viento sopla, no recoge las esporas, por lo que es una solución a corto plazo que podemos realizar en tres años. Así tratamos de comunicar a la facultad lo que realmente estamos buscando. Tal vez no sea la solución perfecta para el problema, pero es una solución en tres años que el periódico local puede publicar, pues tenemos datos. Creo que una parte crítica en el proceso de tener impacto es conseguir que tus investigadores se centren en una especie de soluciones prácticas a corto y medio plazo en lugar de una especie de soluciones ideales a largo plazo.

Andrea: Me gustaría saber si se está trabajando en un proyecto de transferencia de tecnología con México. 

Ahora mismo no tenemos proyectos de transferencia de tecnología. Me gustaría poder trabajar sobre este punto. Lo que hacemos actualmente en los EE. UU. para mantener el polvo abajo en los sitios de construcción es que tomamos un gran camión de agua y rociamos agua cada hora sobre estos sitios hasta que baja el polvo, esto no es un buen uso del agua, entonces si ya tenemos la tecnología para poner una capa delgada de cemento sobre el polvo y que se quede ahí por semanas, replicamos la tecnología a otras áreas de interés. Si algo bueno sale de todo me encantaría imaginar que esta solución, de la fiebre del valle, se replique en sitios de construcción hasta que no haya polvo. También tenemos monitoreo de ozono, estamos armando un muy buen modelo de radar por satélite, aquí está el ozono, aquí está cómo se está moviendo, nos encanta tener estos resultados y averiguar cómo podríamos compartirlos con México de alguna manera. Es un poco prematuro hacer conexiones, pero no tenemos la solución a corto plazo. 

Andrea: ¿Y cuáles serían las reglas básicas para fomentar esta transferencia de tecnología? Si el gobierno de Baja California tuviera el problema de esta fiebre del valle y quiere ponerse en contacto con ustedes, ¿Cuáles serían las reglas básicas para ponerse en contacto? 

Kenneth: Esta es una buena pregunta porque se trata de un tema relacionado con la salud, y hay un componente ético suponiendo que tenemos una solución para la fiebre del valle. California podría cobrar, así que aquí hay un pequeño dilema ético. Y es nuestra responsabilidad dar la tecnología a donde sea que ayude a la gente, eso es lo correcto, y es algo que aún no hemos resuelto. Mi tendencia para las cosas relacionadas con la salud es regalarlo. Es por el bien de la sociedad. Ese será mi punto de vista, tal vez le cobremos un diez por ciento en regalías. Ahí es donde vendrá el dilema ético. Habrá gente que dirá, no debemos hacer dinero de esto, pero creo que se puede hacer de una manera diferente. Mostrar que la gente de Arizona está haciendo una cosa buena para otra gente fuera del estado. 

P.Ponce: Todo el tiempo los investigadores están acostumbrados a crear investigaciones a largo plazo, tú te propones crear soluciones en sólo tres años. Es una estructura y organización muy diferente a la que hay que hacer para conseguir una solución en tres años. ¿Cómo lo están haciendo y cómo están involucrando a otros investigadores? 

Kenneth: Es algo en que tenemos que trabajar mucho. Muchas universidades piensan en las soluciones ideales a largo plazo, el gobierno federal financia mucho de eso aquí en Estados Unidos, así que realmente tenemos que cambiar la forma en que el profesorado piensa en los problemas. Puedes pasar de cinco a diez años trabajando en una vacuna, eso es bueno y es importante, pero para llamar la atención del legislador estatal (porque diez o cinco años no les impactan) tenemos que decir que tenemos una solución en tres años, porque la palabra solución tiene muchos significados diferentes. Hay una solución a corto plazo, una solución a medio plazo y una solución a largo plazo. Y creo que una universidad debe trabajar en todas ellas simultáneamente. Las soluciones a corto plazo son cosas sobre las que podemos escribir artículos en los periódicos, y luego podemos ir al legislador y decirle: mira el valor de la Universidad. Podemos resolver estas soluciones a corto plazo. Entonces, ellos pueden decir: -Vamos a dar más dinero para ayudar a mover ese tipo de soluciones. Tienes toda la razón, hay un reto, las encuestas que recibo del profesorado, es que gustan de estos programas a corto plazo, porque les gusta hacer investigación que va a impactar en la comunidad local, realmente les gusta. Así que pusimos una muy buena financiación en ello. Tres años de financiación garantizada para ayudar a los estudiantes de doctorado o postdoctorado. Aunque muchas veces estos proyectos no son del tipo que consigan una gran publicación o aparecer en revistas de renombre, porque tienden a ser de más corta duración. También solicitamos programas de diez años para el profesorado. 

P.Ponce: Estaba leyendo esta noticia sobre la fiebre del valle y la solución que propusiste para mí fue sorprendente. Ver cómo están conectando los problemas reales con los investigadores, y cómo están creando en un periodo muy corto de tiempo soluciones reales que pueden ser desplegadas, así que mi pregunta es: ¿Cómo es la reacción de la comunidad cuando leen este tipo de noticias? ¿Y cómo perciben a la universidad en términos de investigación?

Kenneth: Aquí en Arizona si dices fiebre del valle casi todos la han tenido o algún familiar de ellos la ha tenido también. Es un término con el que están familiarizados, lo conocen en Arizona, saben que puede ser malo, así que lo reconocen de inmediato, así que se preguntan ¿Cómo se deben gastar mis impuestos? Y se responden Ah esa es una buena manera de gastar mis impuestos. Cuando vas a la persona promedio y ve que se va a comprar una supercomputadora con sus impuestos, lo ven inútil. No ven el impacto que tiene en sus vidas, es muy especializado por lo que no tiene ese impacto con la comunidad. Es muy importante, pero es muy difícil transmitirlo al ciudadano promedio, así que nos mantenemos alejados de ese tipo de cosas. Tiene que ser un problema con el que el ciudadano medio pueda relacionarse, que entienda la terminología, y que sea algo con lo que esté familiarizado, y que sea una buena forma de gastar sus impuestos. 

P.Ponce: Me imagino que los investigadores sienten una recompensa diferente cuando realizan este tipo de trabajos. Están ayudando a personas reales que pueden utilizar de forma masiva la solución. 

Kenneth: Hicimos una encuesta y ahí la facultad responde que le gusta este programa, no porque nos den una buena cantidad de dinero, no porque sea una financiación garantizada por tres años, dicen que les gusta mucho porque sienten que están ayudando a su comunidad, y el prestigio que reciben, porque siempre se realizan entrevistas a la facultad, aparecen en el periódico local, y eso les encanta, porque sus vecinos leen sobre ellos y les preguntan. Eso es un verdadero incentivo para el profesorado, aunque se trate de una investigación a corto plazo, no es algo con lo que van a ganar el Premio Nobel, pero les proporciona valor desde una dimensión diferente. Están haciendo algo que va a tener un impacto durante los próximos tres años. No es algo que se pueda hacer a diez años. 

P.Ponce: ¿Cuántos proyectos llevan a cabo al año? 

Kenneth: Estamos financiando cinco proyectos, mencioné las dos agencias estatales, el departamento de calidad ambiental de Arizona y el departamento de servicios de salud de Arizona. Y ahora fui al departamento de gestión de incendios y bosques de Arizona y les pregunté cuáles son sus problemas, porque el ciudadano promedio entiende de incendios y verán que sus impuestos están bien gastados. Así que esa es la siguiente agencia con la que estamos trabajando. También estamos trabajando en la calidad del agua de Arizona y los recursos hídricos. 

Tratamos de mantenernos alejados, por ejemplo, del departamento que se ocupa de las prisiones, porque eso ocupa una dimensión política. 

Ha habido algunos legisladores que han pensado en esto, y nos consideran como un grupo de reflexión para las agencias, así cuando una de las agencias estatales tiene un problema y no sabe qué hacer, porque no tiene la experiencia técnica, esto va a las universidades, se propone el problema y se puede financiar, así que somos una especie de grupo de reflexión para los problemas del estado. 

Andrea: Un mensaje de futuro para las próximas generaciones de ingenieros 

Kenneth: Los ingenieros tienden a ser muy cuantitativos en los números y cosas así. Pero si se les da la oportunidad, todo el mundo quiere ayudar a sus conciudadanos, creo que eso es un verdadero motivador para la gente. Dar la oportunidad de encontrar soluciones a medio plazo es un verdadero motivador y es algo que a los ingenieros y científicos les encantaría tener. El problema suele ser la financiación, nosotros hemos tenido la suerte de contar con el dinero que viene del Estado. Nuestras regiones están muy contentas con el programa. 

Acudimos a la agencia estatal y le pedimos que asigne un mentor o un experto en el área, como mentor del equipo de investigación. El mentor proporciona retroalimentación, conocimiento o responde preguntas que surgen, así cuando llegamos a la revisión anual, o revisión del proyecto, les hago saber a los investigadores que voy a volver al mentor y le voy a preguntar cómo los van a calificar, para asegurar que mantienen una buena relación con la agencia estatal. 

Te daré otra dimensión de esto para que lo sepas. Nuestro mayor problema cuando pusimos en marcha este programa fue la presidencia de las universidades, porque lo normal era darles el dinero y ellos lo gastaban como querían. No les gustaba que tuviéramos el control de ese dinero. Nuestro argumento era que todos estamos trabajando con la comunidad y las universidades están trabajando con 

la comunidad, pero están trabajando a un nivel diferente, en el que no están seguros de saber cómo comercializarlo, y eso fue un gran problema. Puedo decir que los profesores más veteranos que participaron en este programa dijeron que estamos añadiendo valor. No estamos duplicando proyectos o programas que ya existen en la universidad. 

Al principio tuvimos mucha resistencia por parte de los administradores o dirigentes de este tipo de programas. Nosotros somos la universidad, somos los expertos en investigación, deberías darnos el dinero y dejarnos hacer la investigación, nuestra respuesta fue que llevaban más de 20 años haciendo eso y nosotros creemos que se están perdiendo de algo con la financiación de los problemas locales, creo que las universidades entendieron que se estaban perdiendo de algo, se estaban perdiendo del valor que podían añadir a la comunidad local, se dieron cuenta de eso. 


Más información 

Andrea Dominguez: andrea@gaiabit.com 

J. Isabel Méndez Garduño: isabelmendez@tec.mx 

Pedro Ponce: pedro.ponce@tec.mx 

Imágenes propiedad de Dr. Keneth Polasko.

Referencias

(1) https://www.azregents.edu/

cinthya@gaiabit.com

Review overview