Sector aeroespacial prevé llegar a 120 mil empleos de muy alto nivel en corto plazo

*México ocupa el lugar número 15 entre los países en ese ámbito y es el proveedor número seis en el mercado norteamericano de partes y sistemas aeronáuticos El sector aeroespacial está presente en 18 estados de

*México ocupa el lugar número 15 entre los países en ese ámbito y es el proveedor número seis en el mercado norteamericano de partes y sistemas aeronáuticos

El sector aeroespacial está presente en 18 estados de la república y genera más de 40 mil empleos directos a través de 300 compañías aeroespaciales y los diferentes clúster como el de Querétaro, Nuevo León, Hidalgo, Sonora y Estado de México, entre otros.

Es un área estratégica para México y aunque aún es joven ha crecido en los últimos 30 años a más de dos dígitos por año, menciona el doctor Francisco Javier Mendieta Jiménez, director general de la Agencia Espacial Mexicana (AEM). La Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (FEMIA) prevé que en 2020 se llegue a 120 mil empleos de muy alto nivel.

Mendieta Jiménez comenta que es un sector en el que se necesita invertir. “Por cada dólar que se invierte en el espacio se recuperan entre cuatro y 20, en el área de comunicaciones se regresan 20 por cada dólar invertido, incluso en puntos subsidiados por el gobierno como la meteorología se obtienen cuatro”.

Para convertir a México en una nación competitiva en esta área, la Agencia Espacial Mexicana en conjunto con la triple hélice: gobierno, industria y academia analizan los nichos y las tecnologías que requiere la nación para que despegué como un actor importante en el área espacial. “Pasar de construir aviones a satélites, de turbinas a cuetes en órbita”, refiere como ejemplo el también miembro de la Academia de Ingeniería de México.

En entrevista expone que el plan de acción de desarrollo de la AEM contiene tres líneas de trabajo espacial: comunicaciones, monitoreo y localización GPS. En el primero se busca llevar conectividad a toda la comunidad mexicana vía fibras ópticas, cable telefónico o radio terrestre (wifi). “En México existen más de cien mil comunidades alejadas, en las cuales una inclusión digital se realiza sólo vía satélite”.

El monitoreo de territorio se basa en satélites más pequeños que orbitan a baja altura, toman imágenes del área geográfica en tiempo real en diferentes bandas de frecuencias para obtener información de desastres naturales, huracanes, tornados, deslizamiento de tierra, incendios forestales, vulcanismos, fugas de hidrocarburos, entre otros. Por último la localización de GPS que se encarga del posicionamiento y navegación global basada en satélites.

Otra de las líneas para posicionar a México en el sector espacial es hacer alianzas internacionales: “México ocupa el lugar número 15 entre los países aeroespaciales y somos el proveedor número seis en el mercado norteamericano de partes y sistemas aeronáuticos. El objetivo es llegar  a10 al final de la década”.

El espacio está abierto a todas las disciplinas como las ingenierías en comunicaciones, química, civil, mecánica y ciencias básicas. Entre estas, ciencias de la atmosfera, planetarias, geofísica, administrativas y jurídicas, porque se necesita legislar las orbitas y el espectro de frecuencia radioeléctrica.

“La exploración del cosmos tiene un sentido dual, conocer y explotar los recursos minerales que pueden tener otros cuerpos celestes y provee productos para la sociedad. La NASA cuenta con más de cuatro mil artículos desarrollado para el espacio que ya tienen aplicaciones en tierra, por ejemplo, el celular, microprocesadores, sistema purificador de agua y soporte de vida”.

Actualmente “tenemos la oportunidad de poner un experimento mexicano en la luna, el primero de Latinoamérica. Muchos grupos de científicos en México ya cuentan con prototipos pero no tienen el lanzador que los lleve al espacio, por ello a través del Fondo sectorial Conacyt-AEM se lanzó la convocatoria que apoya a los científicos”.

La carga útil que se encargará de realizar mediciones será transportada hasta la superficie lunar por la sonda Griffin Lander, construida por la empresa estadunidense Astrobotic, una especie de condominio donde se lanzan no solamente un proyecto, sino decenas por el cual el costo se reduce.

Mendieta Jiménez platica que en los próximos años va a haber un mercado grande de transporte espacial tanto suborbital (subir y bajar) como orbital, (dar la vuelta) que construirá una gran oportunidad para todos los países. Si México se sube a esta ola que está empezando vamos a ser actores muy importantes en el escenario espacial del futuro. (Agencia ID)

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.