19 Aug 2018




Revolución del trabajo en la era de la transformación tecnológica

Contrario a la creencia de que las máquinas desplazarán a los hombres en materia de trabajo, Gartner predice que para el 2020 la inteligencia artificial producirá más trabajos de los que desplazará. Es innegable que el

Contrario a la creencia de que las máquinas desplazarán a los hombres en materia de trabajo, Gartner predice que para el 2020 la inteligencia artificial producirá más trabajos de los que desplazará.

Es innegable que el mundo laboral está sufriendo serias modificaciones con los avances
tecnológicos, robots e inteligencia artificial, y que hoy en día ya no son hipótesis
futuristas, sino que se trata de realidades concretas. Es probable que muchos de los
cambios que ya se están originando por la evolución de la tecnología en el mundo
laboral todavía no sean percibidos por el común de la gente, pero la realidad es que los
modelos de automatización son crecientemente solicitados por las distintas industrias
por las cualidades que ofrecen en términos de costo, tiempo y productividad.
Es cierto que las nuevas tecnologías reemplazarán y transformarán el trabajo que hoy
es realizado por personas, cuestionar esto sería poco realista e ir en contra de lo que
ha demostrado la historia. Pero el punto es que, si bien los trabajos más susceptibles
de ser reemplazados por tecnología son aquellos de tipo repetitivo y de menor
complejidad, fáciles de ser automatizados por su característica rutinaria y predecible, el
impacto también se verá en aquellos con mayor grado de complejidad, análisis y
creatividad. Esto se debe a que la digitalización de los procesos afectará la forma de
hacer las cosas tal cual hoy las conocemos, la inteligencia artificial, a su vez, le agrega
la posibilidad de aprender mientras opera, de procesar gran cantidad de información
en muy corto tiempo y de realizar predicciones con cada vez mayor grado de certeza.
La creación de nuevas líneas de negocio y herramientas necesitarán también de
nuevos operadores con otras habilidades. Cobrarán relevancia figuras que serán los
nexos entre la tecnología y las personas, indispensables para entrenar, articular y para
adaptar las mejoras y eficiencias tecnológicas a las realidades del negocio. Acá es
donde será relevante la intervención de la fuerza de trabajo humana, ya que será
necesario complementar estas tecnologías con altas dosis de creatividad, empatía y
liderazgo. El complemento entre lo humano y lo digital será el factor más importante
para plasmar en resultados concretos y soluciones de los nuevos trabajos futuros.
Un factor muy importante de la tecnología es que es inclusiva y democrática, puede
ser desarrollada y operada tanto por hombres como por mujeres, los límites de edad
se desdibujan, y lo fundamental resulta siendo el espíritu colaborativo en estos nuevos
escenarios.

Las legislaciones y los marcos regulatorios laborales basados en conceptos como
presentismo, horarios y lugar de trabajo quedarán obsoletos y deberán ser
actualizados a una realidad que se dará de facto. Los convenios colectivos deberán ser
renovados y evolucionar hacia otras formas de regulación y de protección del
trabajador, en un ecosistema de trabajo con características más líquidas y que no
reconocerá fronteras, sexo ni horarios.
Será importante irse preparando para estos cambios, acercarnos a las nuevas
tecnologías. El juego vuelve a cambiar algunas de las reglas pero persiguiendo los
mismos objetivos, es importante que los jugadores sigamos de cerca estos avances
para decidir qué rol queremos ocupar en el futuro.

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.