22 Oct 2017

Premian investigación sobre MOLÉCULAS COMPLEJAS CON POTENCIAL FARMACÉUTICO

*Experta del Cinvestav Unidad Mérida obtuvo una de las becas L’Oréal Mujeres en la Ciencia 2015 por sus estudios para sintetizar y caracterizar nuevos compuestos orgánicos Por sus estudios para obtener nuevos compuestos basados en moléculas

*Experta del Cinvestav Unidad Mérida obtuvo una de las becas L’Oréal Mujeres en la Ciencia 2015 por sus estudios para sintetizar y caracterizar nuevos compuestos orgánicos

Por sus estudios para obtener nuevos compuestos basados en moléculas orgánicas complejas, que pueden emplearse en nuevos desarrollos farmacéuticos y agropecuarios, María Antonieta Fernández-Herrera obtuvo la beca L’Oréal Mujeres en la Ciencia 2015, que otorgan el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Academia Mexicana de Ciencias y la firma de cosméticos que da nombre al galardón.

La académica del Departamento de Física Aplicada del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), Unidad Mérida, se hizo merecedora al reconocimiento por sus investigaciones relacionadas con la síntesis, caracterización y estudio teórico de biomoléculas derivadas de carbohidratos, esteroides y aminoácidos.

Las biomoléculas o moléculas orgánicas están basadas en el elemento carbono, que existe naturalmente en los organismos vivos. Estas integran una amplia variedad de compuestos que abarcan desde los ácidos nucleicos ADN y ARN, proteínas (formados por grandes cadenas moleculares), hasta lípidos, aminoácidos y azúcares.

Mediante ese trabajo, Fernández-Herrera y sus colaboradores identifican a los conjuntos de átomos (grupos funcionales) que confieren a los aminoácidos, esteroides y carbohidratos estudiados alguna actividad de interés. Luego sintetizan y ensamblan, como piezas de rompecabezas, nuevas moléculas con combinaciones de esos grupos funcionales hasta obtener los compuestos deseados.

“Nuestro trabajo consiste en mimetizar (con biomoléculas) lo que ofrece la naturaleza con los grupos funcionales que ya existen, pero tratando de potenciar su actividad”, explicó la ganadora del Premio que otorgan las mencionadas instituciones a científicas menores de 40 años.

Estos estudios tienen como meta ensamblar nuevos compuestos con propiedades de interés en diversas ramas de la industria y el sector salud para producir desde sustancias antiinflamatorias y antifúngicas (contra hongos), hasta promotores del crecimiento en plantas, que ayudarían a aumentar el rendimiento de cultivos.

Con este procedimiento han obtenido diversas combinaciones o conjugados con moléculas que contienen desde 30 hasta 50 átomos de carbono; es decir, de mediano tamaño si se comparan por ejemplo con el ADN.

Uno de ellos ha facilitado el proceso de regeneración de neuronas dañadas en pruebas con ratas de laboratorio, mientras que otro compuesto resultó eficaz como promotor del crecimiento en plantas de valor comercial como maíz y frijol.

También han obtenido y evaluado compuestos que impiden la propagación de la candidiasis (infección por hongos) y otros que inhiben la replicación de células afectadas por cáncer cervicouterino, pero estos se han evaluado solo en cultivos celulares in vitro.

En el equipo de Fernández-Herrera participa el investigador Gabriel Merino Hernández, también del Cinvestav Unidad Mérida, así como Jesús Sandoval Ramírez, de la BUAP, entre otros colaboradores.

Además de diseñar la ruta de síntesis (los pasos que deben seguirse para obtener el nuevo compuesto) y caracterizarlo, el equipo realiza estudios de Química Analítica y Físicoquímica Computacional para simular el comportamiento y propiedades, así como para saber cuál será la conformación más estable.

Una vez que tienen identificada y caracterizada a la molécula de interés, para lo cual usan métodos como resonancia magnética nuclear, infrarrojo o cromatografía, realizan distintos tipos de pruebas químicas, físicas o biológicas, según la aplicación industrial o médica que se le dará.

Esta labor de la especialista del Cinvestav Unidad Mérida, quien posee el nivel 1 del Sistema Nacional de Investigadores, se extenderá próximamente para producir también compuestos con propiedades anticorrosivas o que puedan utilizarse para combatir infecciones como la tuberculosis.

María Antonieta Fernández-Herrera consideró que el Premio, dotado con 100 mil pesos para cada una de las cinco ganadoras de este año, contribuye a dar visibilidad a la labor de mujeres investigadoras y a incentivar a más jóvenes para cursar carreras científicas en nuestro país.

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.