21 Oct 2017

Prevenir generación de desechos, objetivo de la química verde

* Scott Batcheller plantea que no existen productos verdes, sino procesos para reducir su impacto ambiental durante una conferencia sobre esta materia en el Cinvestav  “Para la química no existen productos que sean verdes; son los procesos

Scott Batcheller plantea que no existen productos verdes, sino procesos para reducir su impacto ambiental durante una conferencia sobre esta materia en el Cinvestav 

“Para la química no existen productos que sean verdes; son los procesos para fabricarlos los que podemos hacer más sustentables”, argumentó Scott Batcheller, gerente de Investigación y Desarrollo de la compañía estadunidense Sigma-Aldrich durante una conferencia impartida en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).

En el marco de la sexta edición del Simposio sobre Ingenierías Química, Biológica y Biomédica organizado por esta empresa y el Cinvestav, Batcheller recordó que desde hace unos 20 años están vigentes en el mundo 12 principios rectores para lograr una química “verde”.

Entre ellos están: prevenir la generación de desechos, realizar síntesis menos peligrosas de productos, diseñar sustancias químicas benignas, mantener la eficiencia energética, usar materias primas renovables y aplicar análisis en tiempo real para prevenir la contaminación.

“Estos conceptos pueden ser realmente benéficos si los aplicamos a la investigación, pero necesitamos medirlos para así saber si lo que estamos utilizando es más sustentable que su alternativa” (los procesos convencionales), refirió el experto en ciencia de materiales egresado del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Para efectuar esta medición, precisó el biotecnólogo, deben tomarse en cuenta cinco indicadores: la generación de desechos, el uso de energía, el nivel de toxicidad, la minimización de riesgos y el uso de fuentes no renovables, conceptos a los que –agregó- debe sumarse la calidad y los costos.

Scott Batcheller relató que en concordancia con los 12 principios mencionados, en Sigma-Aldrich buscan sustituir o eliminar cuando son posibles sustancias solventes, además de introducir alternativas al uso de reactivos (sustancias adicionadas para provocar reacciones).

Dio como ejemplo el empleo de una mezcla de etilacetato y etanol como alternativa más sustentable que el diclorometano para la práctica de la cromatografía, una prueba de laboratorio que permite separar sustancias químicas y determinar su composición.

El diclorometano o cloruro de metileno -ampliamente utilizado como solvente en la industria- puede afectar el sistema nervioso y mermar las funciones de la visión y oído, según informa la Agencia de Protección Ambiental de EU (EPA), país donde hay preocupación al respecto.

Pero estos efectos son reversibles si la exposición es durante breves periodos. En los casos de exposición reiterada los resultados no son concluyentes en humanos, aunque en estudios con animales se ha mostrado una asociación con el aumento de cánceres de pulmón e hígado, según la EPA.

Batcheller, responsable de la introducción de nuevos productos para la síntesis química en Sigma-Aldrich- agradeció a autoridades y académicos del Departamento de Química del Cinvestav la oportunidad para exponer sus ideas ante estudiantes mexicanos.

 

     

 

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.