16 Oct 2018




Participa CINVESTAV en el desciframiento del genoma del ajolote

*El hecho ayudará a entender mejor la capacidad del animal para regenerar huesos, músculos, tejido y reparar su médula espinal.   Investigadores de la Unidad de Genómica Avanzada del Cinvestav (UGA), colaboraron en la decodificación del genoma

*El hecho ayudará a entender mejor la capacidad del animal para regenerar huesos, músculos, tejido y reparar su médula espinal.

 

Investigadores de la Unidad de Genómica Avanzada del Cinvestav (UGA), colaboraron en la decodificación del genoma del ajolote mexicano (Ambystoma mexicanum), la especie con el más largo genoma que se haya secuenciado hasta el momento, al obtener 32 mil millones de pares de bases, 10 veces más grande que el humano.
 
Uno de los enigmas que han surgido a raíz de esta secuenciación es la ausencia del gen “pax3”, vital en otras especies para el desarrollo del organismo, y en su lugar se ha descubierto que el gen “pax7”, encargado de cubrir esas funciones.
 
El ajolote endémico de México tiene la capacidad de reparar y reemplazar gran parte de sus tejidos tras una amputación, incluyendo huesos, músculo y nervios; de curar heridas sin quedar cicatrices y regenerar órganos internos dañados, todo sin importar la etapa de su vida en que se encuentre.
 
Los ajolotes mantienen la capacidad de regenerarse siendo adultos y lo hacen de una manera tan controlada que no deriva en cáncer. Las células son capaces de organizarse de manera muy ordenada hasta que al cabo del tiempo vuelven a generar una estructura similar a la que se perdió.
 
Luis Alfredo Cruz Ramírez, investigador del Laboratorio Nacional del Genómica para la Biodiversidad (Langebio) de la UGA, destacó que en términos de biología, este desarrollo científico “va a permitir hacernos preguntas más específicas sobre la estructura del genoma, por ejemplo, dónde está codificado cada gen, cuáles son las regiones regulatorias de esos genes, dónde se ubican en el mapa de los cromosomas, entre otras. Toda esta información apoyará a contestar cuál es el fondo molecular que dirige la capacidad regenerativa de este organismo”.
 
Conocer el genoma completo del ajolote, permitirá descubrir mucho más rápido las bases moleculares que intervienen en la regeneración de este anfibio para exportar y aplicar este conocimiento en seres humanos.
 
Aunque la importancia de la secuenciación recae directamente en la biología, se debe destacar la tecnología utilizada para poder ensamblar un genoma tan complejo, para lo cual se hizo uso una herramienta de secuenciación que produce lecturas largas para abarcar grandes regiones repetitivas.
 
Alfredo Cruz explicó que parte de este logro se dio gracias a la participación del equipo de trabajo deEugene Mayers, mismo grupo que colaboró para la secuenciación del genoma humano, el cual se encargó de todas las estrategias bioinformáticas.
 
Otro de los grupos que participaron en esta investigación fue el de Elly Tanaka, del Instituto de Investigación de Patología Molecular de Viena, que ha estudiado durante varios años la biología celular y molecular de esta especie, lo que permitió desarrollar un extenso conjunto de datos del transcriptoma (colección de todas las lecturas de genes presentes en una célula), que revelan secuencias codificantes de proteínas en el genoma del animal. Cabe mencionar que el equipo de la investigadora ha logrado cultivar en el laboratorio una de las poblaciones más grandes de ajolotes.
 
Otra de las aplicaciones que tendrá esta secuenciación será incidir en los esfuerzos de conservación del Ambystoma mexicanum, ya que actualmente viven más ajolotes en cautiverio que es su hábitat natural, y para poder reintroducir estos organismos en el medio ambiente se tiene que hacer un análisis genético de variabilidad, “es decir que los organismos no deben pasar mucho tiempo en cautiverio para poder reinsertarlos a su hábitat”, señaló el investigador del Cinvestav.
 

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.