22 Oct 2017

Obtienen investigadores de Yucatán planta de coco resistente a enfermedad que devasta palmares

*Crean primer híbrido del fruto inmune al principal padecimiento de la especie que ha acabado con millones de palmas Un fenómeno comercial exitoso a nivel mundial es la industria del coco y los diferentes productos derivados

*Crean primer híbrido del fruto inmune al principal padecimiento de la especie que ha acabado con millones de palmas

Un fenómeno comercial exitoso a nivel mundial es la industria del coco y los diferentes productos derivados de la planta, como el agua envasada, el aceite virgen y el azúcar. En México, desde la década de los setenta, el cocotero se ha visto afectado por el amarillamiento letal del cocotero (ALC), una enfermedad devastadora que ha matado a millones de palmas de la variedad Alto del Atlántico, en México y otros países.

El ALC es causada por una bacteria del tipo fitoplasma que se trasmite por un insecto, llamado chicharrita (Haplaxius crudus), al alimentarse de la sabia de la palmera y provoca que los frutos se caigan, las hojas se pongan amarillas, se sequen y finalmente la planta muera. Esta enfermedad no puede controlarse por medios químicos y una acción eficaz es resembrar plantas resistentes.

En experiencias previas Jamaica había sufrido el efecto del ALC antes de que llegara a México, se encontró que la variedad Enano Malayo Amarillo así como Altos del Pacífico de Panamá sobrevivían a la enfermedad. Las cruzaron para obtener híbridos que a su vez también sobrevivieron a dicha patología y fueron más productivos.

El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) comenzó a implementar las primeras acciones con base a lo aprendido en la nación caribeña, decidió obtener plantas híbridas al “cruzar” la variedad Enano Malayo Amarillo con plantas de poblaciones de Altos del Pacífico Mexicano. De manera simultánea, el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY) inició la búsqueda en México de las resistentes al ALC.

Evaluaron 15 poblaciones del cocotero Alto del Pacífico Mexicano (incluso las usadas por el INIFAP para formar híbridos), caracterizándolos genéticamente y evaluando su resistencia al ALC en Yucatán, donde estaba la enfermedad. Como resultado encontraron que las poblaciones estudiadas pertenecían a tres ecotipos (denominados 1,2 y 3) de Altos del Pacífico Mexicano, el ecotipo 3 con resistencia mediana y el 1 y 2 con resistencia alta al ALC.

El doctor Carlos Mariano Oropeza Salín coordinador del grupo de investigación en cocotero del CICY, detalló que partiendo de los estudios del INIFAP y del CICY, se cuenta con nuevas generaciones de plantas seleccionadas por tener las mejores características, resistencia al ALC, ser más precoces y productivas, y con ellas se han iniciado programas de siembra en diferentes estados del país, en colaboración con el Comité Nacional del Sistema-Producto de la Palma de Coco y los comités estatales correspondientes.

Además se continúa la búsqueda de plantas resistentes, y para ello se han introducido del extranjero híbridos Enano por Alto y otras variedades de cocotero, para su evaluación ante el ALC en estudios de colaboración del INIFAP, el Colegio de Posgraduados (CP) y el CICY. Esto ha permitido acrecentar la base genética de plantas resistentes al ALC en México.

Con respecto a los estudios para entender mejor a la enfermedad, se ha trabajado en colaboraciones de las instituciones mexicanas con las de otros países, que incluyen a Honduras, Jamaica, República Dominicana, Estados Unidos, Francia e Inglaterra, entre otras. Se han logrado avances muy importantes en epidemiología, caracterización de los fitoplasmas, identificación de vectores, desarrollo de métodos analíticos basados en técnicas moleculares.

Adicionalmente el CICY ha trabajado en el desarrollo de la micropropagación del cocotero, una técnica con una gran capacidad de propagación de plantas seleccionadas y ya se cuenta con una tecnología de este tipo, única en el mundo, y se prevé que para fines de 2016 una “biofábrica” estará produciendo por medio de micropropagación alrededor de cien mil plantas de cocotero al año. Varias parcelas de evaluación de plantas obtenidas por micropropagación ya se sembraron en Yucatán, Quintana Roo y Colima.

La actual propagación por semilla de plantas seleccionadas se le sumará en forma creciente la producción por micropropagación, para poder contar con cantidades mayores de nuevas plantas resistentes al ALC, más productivas, y así poder tener una mayor superficie sembrada que atenderá el problema del cultivo en México y el mundo.

Al identificar las plantas resistentes al ALC, un mayor entendimiento de la enfermedad y la tecnología de micropropagación, se ha podido conformar un paquete para el manejo integral del ALC. A esto se suman otros estudios realizados principalmente por el INIFAP y el CP, para enfrentar a otras plagas y enfermedades importantes en México. (Agencia ID)

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.