17 Nov 2017

NUEVAS FORMAS DE CONSUMO DE DROGAS, RIESGO INADVERTIDO

*La investigadora Silvia L. Cruz Martín del Campo, del Cinvestav-Sur, analiza esta problemática en su libro Los efectos de las drogas. De sueños y pesadillas Formas diferentes para el consumo de drogas conocidas, como el tabaco

*La investigadora Silvia L. Cruz Martín del Campo, del Cinvestav-Sur, analiza esta problemática en su libro Los efectos de las drogas. De sueños y pesadillas

Formas diferentes para el consumo de drogas conocidas, como el tabaco inhalado (rapé) o masticado, así como nuevas formulaciones de sustancias estimulantes o de otras similares a la mariguana -que se presentan como alternativa ante el vacío legal en la materia- constituyen un riesgo inadvertido, sobre todo para los jóvenes.

Así lo señaló la experta en neurobiología de las adicciones Silvia Lorenia Cruz Martín del Campo, del Departamento de Farmacobiología del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) Sede Sur, quien aborda esta situación en la segunda edición de su libro Los efectos de las drogas. De sueños y pesadillas.

“En el libro se aborda desde una visión general de lo que es el Sistema Nervioso Central hasta entender las sustancias que llamamos drogas, capaces de cambiar las emociones, las percepciones y el ánimo”, comentó la investigadora durante la presentación de su obra en el Cinvestav Sede Sur.

En entrevista previa, la investigadora advirtió que el panorama de consumo de drogas en México ha cambiado desde 2007, cuando salió a la luz la primera edición del libro, publicado por Trillas.

“Hablábamos mucho del tabaco en términos de consumo de cigarrillos o de terapias para dejar de fumar, pero dejamos de lado nuevas formas. Ahora se promueve utilizar cigarros más ‘naturales’ hechos a mano o fumar el tabaco en grandes pipas de agua” (conocidas como hookahs).

El problema merece atención, a decir de la académica del Cinvestav, debido a que un grupo especialmente vulnerable es el de los adolescentes, quienes pueden consumir nicotina durante periodos prolongados en los hookahs lounges sin percibirlo como un riesgo para su salud.

Otro ejemplo citado por Cruz Martín del Campo es el de sustancias que se venden en presentaciones intencionalmente engañosas, como si fueran inciensos herbales o “sales de baño”, cuya formulación y efectos son similares a los de los cannabinoides contenidos en la mariguana o a potentes drogas estimulantes.

Varias de estas sustancias, advirtió, en su momento se desecharon de la investigación en laboratorios farmacéuticos, por su alta capacidad para inducir dependencia, pero ahora se reviven y sacan a la luz a través de otras vías sin pasar ningún criterio de seguridad, ya que evaden las medidas de regulación sanitaria.

“Como tienen alguna modificación pequeña en sus moléculas con respecto a las drogas más conocidas y se sintetizan análogos continuamente, no están directamente identificadas en la legislación como sustancias prohibidas”, explicó la experta en farmacología conductual.

“Cuando veo los componentes de estos productos, que se están vendiendo como si fueran legales, a pesar de que hay evidencia científica de su toxicidad, me doy cuenta de la necesidad de transmitir esta información”. Esa fue una de las motivaciones para retomar el libro”, resumió.

“Tener una investigadora capaz de entender la necesidad de esta información y una institución que es capaz de apoyarla (el Cinvestav) para mí es un motivo de gusto y agradecimiento”, comentó María Elena Medina Mora, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría, quien también acudió a la presentación.

“Nos introduce en la química de los organismos con énfasis en el Sistema Nervioso Central y explica qué ocurre con los neurotransmisores, lo cual nos permite ir entendiendo los mecanismos de acción de los diferentes tipos de drogas”, expresó por su parte Rafael Camacho Solís, director del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México.

En la presentación del libro también estuvieron presentes el secretario académico del Cinvestav, Juan Méndez Nonell, la investigadora Gabriela Rodríguez Manzo, Jefa del Departamento de Farmacobiología de esta institución y Carmen Fernández Cáceres, directora de los Centros de Integración Juvenil A.C.

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT