20 Nov 2017

Habilita IPN singular casa móvil con tecnologías limpias y renovables

* Aprovechar las energías solar, eólica y la del hidrógeno para vivir en un entorno más limpio, motivó a investigadores politécnicos a diseñarla con los beneficios que otorgan las tecnologías verdes al ambiente y al

* Aprovechar las energías solar, eólica y la del hidrógeno para vivir en un entorno más limpio, motivó a investigadores politécnicos a diseñarla con los beneficios que otorgan las tecnologías verdes al ambiente y al bolsillo de los usuarios.

Aprovechar la energía solar, eólica y la proveniente del hidrógeno para vivir en un entorno más limpio, motivó a un grupo de investigadores de la Escuela Superior de Física y Matemáticas del Instituto Politécnico Nacional (IPN) a diseñar una vivienda sustentable con la finalidad de difundir la importancia y los beneficios que otorgan las tecnologías verdes al ambiente y al bolsillo de los usuarios.

El proyecto, coordinado por los doctores Rosa González Huerta y Miguel Tufiño Velázquez, reúne en un remolque todas fuentes alternas de energía disponibles para satisfacer las necesidades del hogar. “Son el futuro cercano para cubrir los requerimientos energéticos de la sociedad, por lo que consideramos relevante que la gente conozca su uso y las aproveche”, refieren.

En este contexto, agrega el doctor Tufiño Velázquez, se debe tener presente que los combustibles fósiles están destinados a terminarse y son cada vez más caros. “Por lo tanto, uno de los objetivos del presente proyecto es mostrar que es posible suministrar energía eléctrica con las fuentes alternas de energía sin contaminar y, en este sentido, se aborda el concepto de sustentabilidad”.

Los investigadores señalaron que la habilitación de la vivienda se realizó en tres fases. La primera incluyó el dimensionamiento y la adquisición de una casa móvil, donde se integró un sistema fotovoltaico de un kilowatt para proveer el espacio de energía eléctrica y térmica.

“La periferia del techo se equipó con canaletas que permiten la captación de agua de lluvia, la cual es dirigida hasta una pequeña cisterna mediante un proceso de filtración para almacenar líquido”, comenta el doctor Tufiño Velázquez.

La segunda etapa consistió en integrar un sistema de producción de hidrógeno mediante un electrolizador tipo PEM (Proton Exchange Membrane, por sus siglas en inglés) conectado a los paneles fotovoltaicos que proporcionan corriente directa y a un medio de almacenamiento. Este dispositivo se encarga de separar la molécula de agua en sus dos elementos principales: hidrógeno y oxígeno.

“Este hidrógeno lo almacenamos en tanques especiales para cuando necesitemos utilizarlo, pues puede alimentar dispositivos y generar electricidad”, explica la doctora González Huerta.

Asimismo, se integraron dos celdas de combustible de 500 watts para respaldar el suministro de energía a los electrodomésticos básicos que se utilizan en la vivienda móvil. “Se trata de un sistema de respaldo que entra en funcionamiento cuando no existe la suficiente energía solar”, aclara el doctor Tufiño Velázquez.

La tercera fase corresponde a la difusión y divulgación de la ciencia de la vivienda sustentable, la cual es apoyada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) bajo el nombre “La aventura de las energías renovables, vivienda sustentable solar-hidrógeno para un México limpio”.

La vivienda sustentable se ha presentado en diversas escuelas y exposiciones de la República Mexicana, donde los investigadores han podido percatarse del interés que tiene la gente en este tipo de tecnologías para instalarlas en su casa. (Agencia ID)

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.