20 Nov 2017

Graves desafíos en ciencia, tecnología e innovación traza el Peciti hacia el 2018 para el país

* Define los aspectos nodales para llegar a una inversión del uno por ciento el PIB en la materia, como del reto de convertir a la CTI en una palanca generadora de riqueza en México Una

* Define los aspectos nodales para llegar a una inversión del uno por ciento el PIB en la materia, como del reto de convertir a la CTI en una palanca generadora de riqueza en México

Una serie de graves desafíos en ciencia, tecnología e innovación hacia 2018 plantea el Programa Especial en la materia (Peciti), y que en un centenar de cuartillas enlista las carencias, retos y líneas de acción, si en realidad se busca que esas áreas del conocimiento contribuyan a la generación de riqueza, bienestar social y resolución de problemas fundamentales en el país.

Traza los aspectos nodales para llegar a una inversión del uno por ciento el PIB en la materia, como del reto de convertir a la CTI en una palanca generadora de riqueza para México, que es el requerimiento desprendido del documento.

Dividido en tres capítulos (diagnóstico, alineación a metas nacionales y objetivos, estrategias y líneas de acción) documenta que en 2012 el país tenía un total de 46 mil 66 investigadores, de los cuales 32.3 por ciento laboraba en empresas, uno de cada cinco en el gobierno y 44.4 más en instituciones de enseñanza superior o centros científico-tecnológicos, y 2.7 en instituciones privadas sin fines de lucro.

Sin embargo, advierte que la proporción de investigadores en México por cada mil integrantes de la Población Económicamente Activa (PEA) fue de 0.9, no solo muy por debajo de las de países avanzados, como Alemania (7.9) o Reino Unido (8.2), sino de muchos otros, incluso algunos de América Latina. “Tendrían que pasar 20 años para alcanzar los valores actuales de países como Argentina o Turquía, que cuentan con alrededor de 2.5 investigadores por cada mil miembros de sus PEA”, indica.

En torno a desarrollo regional, el Peciti expone graves carencias y desigualdades por áreas geográficas y, a manera de ejemplo, enlista que mientras en 2012 en promedio el Distrito Federal logró captar 1,034.2 pesos por habitante de los recursos del Conacyt, Guerrero obtuvo únicamente 18.3 pesos.

“Estas desigualdades obedecen a diferentes factores entre los que se identifican: los niveles de madurez de los sistemas estatales de CTI, las capacidades de inversión y de gestión de los actores en las entidades federativas. Esto último responde a que en algunos de los programas se requiere la coinversión entre el Conacyt, las empresas y los gobiernos estatales”, define.

Respecto al desarrollo tecnológico, innovación y vinculación, el Peciti enfatiza que el país requiere alcanzar una masa crítica de empresas con perfil innovador, para lo cual es necesaria una política pública que considere a los distintos tipos de empresas.

Entre éstas, cita la vinculación con los generadores de conocimiento (universidades públicas y privadas, centros de investigación), y los agentes que facilitan dicha vinculación (oficinas de transferencia del conocimiento, además de consultores).

En cuanto a la infraestructura científica y tecnológica del país, indica que en la mayoría de las instituciones de educación superior y de los centros públicos de investigación, un efecto negativo se presenta con su normatividad institucional, en lo relativo a la facilidad, agilización, flexibilidad y promoción de esquemas de vinculación que estimulen el desarrollo e incubación de empresas a partir de los propios investigadores o instituciones.

De igual modo, añade, se requiere la creación de nuevos laboratorios nacionales, regionales y universitarios, como una manera de fortalecer la infraestructura a fin de hacer uso óptimo de los recursos humanos y físicos, que permitan tanto el trabajo colaborativo como el multi-institucional.

Para cada uno de los desafíos del diagnóstico, el Peciti enlista en su capítulo “Objetivos, estrategias y líneas de acción” las medidas a seguir. En particular, subraya que la misión de este Programa Especial (con visión hasta el 2034) es hacer del conocimiento y la innovación una palanca fundamental para el crecimiento económico sustentable de México, que favorezca el desarrollo humano, posibilite una mayor justicia social, consolide la democracia y la paz, además de fortalecer la soberanía.

Entre otros desafíos, señala la necesidad de diseñar e implementar políticas públicas de CTI que respondan a la heterogeneidad regional, mejorar la articulación del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCTI), mantener el crecimiento en la formación de los recursos humanos de alto nivel para la investigación, así como consolidar las instituciones existentes dedicadas a la ciencia y la tecnología e incrementar su número para atender las necesidades actuales de generación.

Asimismo, busca fortalecer la infraestructura para la investigación con una visión que tome en cuenta que la ciencia moderna requiere. En torno a la innovación, se pretende aplicar estímulos para promover la investigación científica y desarrollo experimental en el sector empresarial, lo que implica considerar incentivos diferenciados acordes con los distintos tipos y tamaños de empresas.

También hace referencia a la importancia del emprendimiento, al promover los apoyos para mejorar la cultura empresarial; los incentivos de transferencia de conocimientos entre los centros dedicados a su generación y las empresas, además del financiamiento diferenciado hacia empresas de nueva creación. (Agencia ID)

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.