21 Aug 2017

Erróneo, juzgar al azúcar como la responsable del sobrepeso y obesidad

* Esta percepción conduce a que las personas tomen decisiones nutricionales equivocadas. El principal responsable del sobrepeso y obesidad es el exceso de energía, el desequilibrio entre lo que se come y los bajos o nulos

* Esta percepción conduce a que las personas tomen decisiones nutricionales equivocadas.

El principal responsable del sobrepeso y obesidad es el exceso de energía, el desequilibrio entre lo que se come y los bajos o nulos niveles de actividad física, indica Samara Palma Milla, médica adjunta de la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital Universitario de La Paz en Madrid, España.

“Responsabilizar a un sólo alimento como el azúcar del problema de la obesidad es una visión errónea. De hecho, el azúcar juega un importante papel como fuente de energía para el correcto funcionamiento del organismo”, considera la especialista.

Refiere que una cucharada de azúcar de mesa sólo aporta cuatro kilocalorías al igual que otros carbohidratos y, en cambio, es uno de los alimentos más atacados pues se cree que es el responsable de generar sobrepeso, obesidad y detonar padecimientos como la diabetes.

La especialista en nutrición del Hospital Universitario de La Paz en Madrid, España, explica que los azúcares llegan a contener sólo la mitad de calorías en comparación con diversas grasas que se ingieren de manera cotidiana y no se consideran nocivas.

Desde hace unos años se ha generado una tergiversada relación entre sobrepeso, obesidad y el consumo de azúcar, refiriéndose a éste último producto como si fuera el único que genera estas alteraciones metabólicas.

“Esta percepción evidentemente es errada y conduce a que las personas tomen decisiones nutricionales erróneas, y que los gobiernos también apliquen políticas públicas que lejos de impactar en una reducción de las tendencias a la alza en sobrepeso y obesidad estén destinadas al fracaso”, señala Palma Milla.

Ante este panorama, la especialista se pregunta si ¿realmente desayunamos, comemos y cenamos postres y refrescos?, a lo que responde que lo más probable es que no. “Para empezar el simple efecto del paladar empalagado es un factor que no permitiría la ingesta constante de azúcar, lo cual vuelve a esta pregunta en una teoría inverosímil”.

Incluso -indica- en el caso que haya personas que sólo se alimenten de postres y demás productos azucarados, su proporción no sería representativa como para asegurar que el azúcar es el principal ingrediente que detona sobrepeso y obesidad.

La médico Samara Palma Milla es una de las especialista que participa en la campaña ibérica “Licencia para comer”, propuesta impulsada por parte dela Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) que pretende analizar científicamente los componente de aquellos mitos que giran en torno a la alimentación. (Agencia ID)

17811586694_cde61f863a_k

 

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.