21 Sep 2017

Descubren mecanismos para mejorar semillas

* Después de tres años de investigación, expertos del Langebio-Cinvestav publican sus resultados en la actual edición de la prestigiada revista científica Nature Cuando se cruzan dos razas de maíz, la primera generación de plantas presenta

* Después de tres años de investigación, expertos del Langebio-Cinvestav publican sus resultados en la actual edición de la prestigiada revista científica Nature

Cuando se cruzan dos razas de maíz, la primera generación de plantas presenta características superiores a la de los padres, fenómeno que se conoce como vigor híbrido y que fue la base para que la producción de este grano aumentara entre 2 y 5 veces, en comparación con las variedades tradicionales, durante el Siglo XX.

Esta cruza de diferentes razas de plantas, algunas de ellas mejoradas, dio origen a las variedades híbridas; sin embargo, el proceso para obtener un producto híbrido puede tardar varios meses y resultar muy costoso, por ello los altos precios de las semillas mejoradas.

Sin embargo, gracias a un nuevo estudio realizado por investigadores del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Langebio-Cinvestav) este proceso podría reducirse en tiempo y crear más rápidamente semillas mejoradas.

En el estudio publicado este 30 de octubre en la revista Nature, una de las más prestigiadas a nivel mundial, describe la transferencia genética en los primeros días en el desarrollo de una semilla.

El estudio realizado durante tres años por los investigadores Gerardo Del Toro De León, Marcelina García Aguilar y Stewart Gillmor, del Laboratorio de Morfogénesis y Desarrollo de Plantas del Langebio-Cinvestav, mostró que durante los primeros días de desarrollo de la semilla en plantas, las contribuciones maternas dominan sobre las paternas durante la embriogénesis (proceso de formación de un organismo).

En el proceso de la fecundación en plantas, las copias de genes maternas y paternas deben combinarse para dar origen a un nuevo individuo. Sin embargo, gracias al hallazgo de los investigadores del Cinvestav, se ha comprobado que las contribuciones paternas no tienen la capacidad de involucrarse en el desarrollo de la semilla en las etapas tempranas de la fecundación, ya que el embrión utiliza únicamente las copias heredadas por la madre.

El estudio realizado por los investigadores del Cinvestav representa un gran avance en torno a la fecundación de las semillas, debido a que hasta ahora existía un debate entre científicos sobre si había una dominancia entre el genoma materno y paterno o eran equivalentes durante la transcripción genética en las semillas.

Aunado a ello, los expertos del Langebio descubrieron que dicho fenómeno varía en semillas híbridas, las cuales actualmente son la base de la agricultura moderna, de ahí la importancia del descubrimiento. Actualmente el grupo se enfoca en identificar los elementos genéticos responsables del fenómeno descubierto tanto en embriones híbridos como no híbridos.

Cabe mencionar que el Laboratorio de Morfogénesis y Desarrollo de Plantas del Langebio-Cinvestav, dirigido por Stewart Gillmor, se ha dedicado desde su creación a investigar las contribuciones maternas y paternas a nivel genético durante el desarrollo de las semillas, para ello han utilizado plantas mutantes de Arabidopsis thaliana como modelo de estudio.

De acuerdo con Stewart Gillmor, este estudio realizado en su totalidad en México, muestra la calidad de la ciencia en el país, además de que es uno de los cuatro artículos de la ciencia mexicana que en la última década se han publicado en la revista Nature, donde tres de ellos han sido del Cinvestav.

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.