16 Dec 2017

Desarrolla Centro Conacyt nanocompuestos para las industrias aeroespacial y automotriz

Las nanoplateletas de grafito, obtenidas por una científica del CIMAV, le dan un valor agregado a diversos productos industriales, al mejorar sus propiedades mecánicas, térmicas y eléctricas. El Centro de Investigación en Materiales Avanzados (CIMAV), ubicado

Las nanoplateletas de grafito, obtenidas por una científica del CIMAV, le dan un valor agregado a diversos productos industriales, al mejorar sus propiedades mecánicas, térmicas y eléctricas.

El Centro de Investigación en Materiales Avanzados (CIMAV), ubicado en el Parque de Investigación e Innovación Tecnológica (PIIT) en Monterrey, ha desarrollado materiales reforzados con nanoplateletas de grafito que buscan mejorar el rendimiento de celdas solares.

El trabajo realizado por la doctora Liliana Licea Jiménez emplea este material debido a que presenta una gran capacidad eléctrica. Se trata de nanocompuestos de base polimérica reforzados con nanoplateletas de grafito para su potencial en la industria.
Los nanocompuestos son materiales constituidos por dos o más fases, en este caso por un polímero, reforzado con nanoplateletas de grafito, una de las formas alotrópicas del carbono en escala nanométrica.

“Los sectores que están enfocados al uso de estos nanomateriales son diversos; en particular las nanoplateletas son para impartir o dar nuevas propiedades a los materiales; esto nos permite incursionar en sectores en la industria automotriz, la construcción, la aeroespacial, la textil, la electrónica, sectores que son exigentes y el uso de nanomateriales es una oportunidad”, explica la doctora Licea Jiménez.

De acuerdo con la especialista del CIMAV, Unidad Monterrey, lo que se ha obtenido en la investigación ya se aplica en algunas pruebas de concepto de empresas, que han llevado del laboratorio a la empresa el nanomaterial para la “modificación” mecánica y térmica en la industria de la construcción. “Los materiales nanocompuestos ya se usan en las defensas y tableros, en la industria automotriz, y en la industria textil”.

El desarrollo de los materiales nanocompuestos en este centro de investigación del PIIT es una oportunidad en los diferentes sectores industriales; por ejemplo, las nanoplateletas de grafito le dan un valor agregado al producto, ya que mejora sus propiedades mecánicas, térmicas y eléctricas. Y tienen un impacto en la industria porque las demandas de las empresas son cada vez mayores y el uso de nanomateriales compuestos es una oportunidad para mejorar el producto.

“Incluso –platica la especialista del CIMAV- algunas de las empresas con las que hemos trabajado mencionaron en diversos foros que han tenido una buena respuesta en el uso de estos nanomateriales”. Afirma que para el Laboratorio de Nanocompuestos en Monterrey se lograron casos de éxito, pero reconoce que falta incursionar en sectores como la aeronáutica, entre otras áreas.

La doctora Licea Jiménez indica que además de las empresas de Nuevo León, hay compañías en otros estados del país que han mostrado interés en los nanocompuestos poliméricos; “es una ventaja trabajar con proyectos de investigación demandados por el sector industrial, porque tienen una funcionalidad específica para cada empresa”.

Y esto se debe a que cada nanocompósito es un material que tiene dos o más constituyentes, es decir el polímero y un material reforzante de tamaño nanométrico en este caso, las nanoplateletas de grafito que se encuentra a nivel manométrico.
“Para el Laboratorio de Nanocompuestos en Monterrey trabajar con las empresas representa un éxito, pero nos falta incursionar en sectores como aeronáutica”, concluye la actual directora de CIMAV-Monterrey. (Agencia ID)

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.