22 Oct 2017

Crean mexicanos nanodispositivos de diagnóstico clínico con potencial en el mercado internacional

* El desarrollo de un centro Conacyt en Monterrey se basa en principios ópticos brinda precisión y posibilita ahorros en tiempo vitales para un enfermo A fin de obtener diagnósticos certeros e inmediatos, un grupo de

* El desarrollo de un centro Conacyt en Monterrey se basa en principios ópticos brinda precisión y posibilita ahorros en tiempo vitales para un enfermo

A fin de obtener diagnósticos certeros e inmediatos, un grupo de investigadores del área de Nano-óptica del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, Baja California (CICESE), Unidad Monterrey, ubicado en el PIIT, desarrollaron un sensor basado en las propiedades de la luz para realizar, entre otras cosas, análisis con muestras de sangre que permita al especialista en salud tener información precisa del problema que enfrenta.

El desarrollo ha permitido la obtención de una patente y su publicación en revistas especializadas de nivel mundial; además de los científicos del CICESE, en el logro participaron investigadores del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) y del Instituto de Fotónica de la República Checa.

Al explicar el objetivo de este desarrollo tecnológico, el líder del grupo de Nano-óptica del CICESE, doctor Víctor Manuel Coello Cárdenas, explica que para las ciencias aplicadas a la salud el reto es sanar de la manera más rápida. “Actualmente, para realizar evaluaciones simples como la biometría hemática se requieren varias horas e incluso hasta días y existe el inconveniente que no hay un diagnóstico personalizado; por ello enfrentamos ese reto, tener un sensor que te brinde información precisa y, en un futuro, que puedas utilizarlo en tu casa.

“Trabajamos en dos cosas, hacer un sensor que utilizara principios ópticos de escala nanométrica (nano corresponde a una mil millonésima parte de un metro) y en cómo vamos a poner el fluido en esas dimensiones. El reto es tener un lab on a chip portable, capaz de hacer mediciones individualizadas”.

El físico Coello Cárdenas refiere que investigadores del ITESM se interesaron en el sensor y se incorporaron al desarrollo. Fue así como Israel Martínez, estudiante de doctorado, trabajó en micro fluídica ligada a un sensor óptico e hizo contacto con un instituto de la República Checa buscando la tecnología con la que no se contaba en México. La institución europea brindó estancia de un año al mexicano y a su regreso se concluyó el sensor.

El dispositivo se caracteriza por la aplicación de estructuras que mezclan un líquido en movimiento, el cual contiene la muestra a analizar, para propiciar que mayor cantidad del mismo llegue al lugar donde está el medio efectivo que está midiendo (sensando).

“Vale la pena aclarar que los sensores de este tipo son desarrollos de la década de los sesenta del siglo pasado, no es una tecnología nueva, pero no se ha sabido explotar. Nuestro aporte es aprovechar su potencial e incorporar técnicas de este tiempo, tanto de Óptica como de Nanotecnología”, aclara el científico del CICESE.
El doctor Coello Cárdenas ha enfocado su formación a la Plasmónica, una rama de la Óptica a escala nanométrica que se basa en el estudio de los procesos de interacción entre la radiación electromagnética y los electrones de conducción.

“La Plasmónica no es nueva en el mundo, viene de los 60 y ha sufrido cambios, pero su gran evolución viene en los años noventa cuando se da impulso a la Nanotecnología. A mí me interesó estudiar los sensores desde la aplicación en Medicina, y de ahí surgió la idea de este desarrollo”.

Después de la patente obtenida, los desarrolladores del dispositivo se abocan a encontrar inversionistas para que el sensor pueda fabricarse de manera industrial e incursionar en el mercado internacional. “Buscamos brindar el respaldo científico al inversionista interesado y conseguir que bajen los costos, pues hablamos de tecnología costosa, pero que en el área de diagnóstico clínico será una herramienta muy importante con resultados precisos en mucho menor tiempo”.

La unidad Monterrey del CICESE se aloja en el Parque de Investigación e Innovación Tecnológica (PIIT), en Apodaca, Nuevo León; desde su apertura ha brindado servicios y tecnologías en las áreas de nano-óptica y láseres industriales, y ha logrado importantes vínculos académicos y de integración con el ITESM y la Universidad Autónoma de Nuevo León, y empresariales con diversas cámaras industriales y agrupaciones como el Clúster Automotriz de Nuevo León, el Monterrey Aeroclúster y el Clúster de Electrodomésticos. (Agencia ID)

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.