Científicos regresan a México la endémica paloma de Socorro, a 42 años sin presencia en la isla que le da nombre

*En el proyecto de repatriación participan más de 30 instituciones de 12 países que han aportado4 millones de dólares para reintroducir a esta ave declarada extinta en la vida silvestre desde 1978 A prácticamente 40 años

*En el proyecto de repatriación participan más de 30 instituciones de 12 países que han aportado4 millones de dólares para reintroducir a esta ave declarada extinta en la vida silvestre desde 1978

A prácticamente 40 años de su extinción en la vida silvestre, la paloma de Socorro (Zenaida graysoni) está a punto de regresar a su lugar de origen, la isla de la que toma su nombre y que forma parte del archipiélago de Revillagigedo, a casi 700 kilómetros de la costa de Colima.

Su arribo se debe a un programa conformado por varias instituciones internacionales que encabeza el Instituto de Ecología (Inecol); a la fecha el mantenimiento de las aves en cautiverio representa una inversión de cuatro millones de dólares por parte de donaciones de Europa y Estados Unidos.

“En el parque Africam Safari en Puebla existen tres polluelos nacidos en México, los cuales representan el potencial para la repoblación de su isla de origen”, manifiesta el doctor Juan Esteban Martínez, coordinador general del proyecto e investigador de Inecol.
El investigador refiere que en 1869 se introdujeron borregos a isla Socorro, los cuales empezaron el desequilibrio ecológico del lugar, al afectar el ciclo de regeneración de la vegetación nativa.

Sin embargo, algunos ejemplares de palomas de Socorro fueron llevados por investigadores de la Academia de Ciencias de California a su sede en San Francisco, en 1925, a fin de reproducirlas en cautiverio y que su cría se extendiera después a Europa.

El investigador del Inecol refiere que estudios especializados determinaron que entre 1972 y 1978 no había más palomas de Socorro en la Isla. Ante ello, en 1987 se fundó la Island Endemics Foundation con el objetivo de reintroducir a esta especie a su isla nativa. En 1995, se sumó la Asociación de Zoológicos y Acuarios; la iniciativa fue puesta en marcha por el investigador Luis Baptista, miembro de la Academia de Ciencias de California, quien se puso en contacto con diversos criadores en Estados Unidos.

Un año más tarde, el mismo especialista emprendió el Proyecto Paloma de Socorro y buscó apoyo de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología y autoridades de la Secretaría de Marina (SEMAR). A la muerte del doctor Luis Baptista en 2000, Inecol retoma en 2001 la iniciativa del proyecto, mismo que es dirigido por el doctor Juan Esteban Martínez.

A decir del especialista, para lograr la certeza de que las palomas trasladadas a la isla del Socorro fueran absolutamente las originales, científicos realizaron estudios de ADN a las aves nacidas en cautiverio, tanto en Estados Unidos como en Europa.

“Algunos criadores realizaron hibridaciones con otras especies, por ello se hizo un análisis de huellas genéticas para identificar a las palomas que tienen una constitución genética similar a las de las palomas originales de Isla Socorro. De ahí se planearon cruzas, gracias a la Asociación de Zoológicos y Acuarios de Europa, ya que la paloma de origen mexicano fue declarada extinta en la vida silvestre en 1978”.

En 2004, con apoyo de la Secretaría de Marina se construyó la Estación de Reproducción en isla Socorro. Sin embargo, antes de comenzar el traslado de las palomas fue necesario restaurar su hábitat.

“Las palomas en cautiverio no se alimentan de lo que hay en la isla Socorro”, aclara el doctor Juan Esteban Martínez y agrega que originalmente consumían frutos como zapotillo, guayabillo y cerecillo nativos de isla. “Estos árboles han sufrido una reducción significativa en su distribución en la isla por lo que es necesario un programa de reforestación con estas especies nativas”.


Para este trabajo y con apoyo de la fundación Mohamed bin Zayed, el Programa de Especies en Riesgo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, el Inecol, el Instituto de Biología de la UNAM, Africam Safari y Endémicos Insulares, se logró saber cómo era la isla cuando las aves estaban allí y se consiguió la germinación de cuatro especies de árboles nativos que se han sembrado en la isla.

Cuando todo parecía listo para la repatriación del ave, en 2005 se presentaron los primeros brotes de gripe aviar en Europa que provocaron el cierre de las fronteras mexicanas. En 2008 las palomas se trasladaron de Europa a zoológicos muy especializados en Estados Unidos como vía alterna para llegar a México.

Pero sería hasta 2013 cuando regresarían al país seis parejas de palomas, las cuales permanecen bajo cuidado en Africam Safari, en Valsequillo, Puebla.

“Actualmente no hay más de 150 palomas en todo el mundo y su manutención en cautiverio requiere de un programa especial e intensivo de atención, por ello en el ámbito internacional, este proyecto cobra importancia además de que su principal fuente de financiamiento han sido donativos de fundaciones, de ciudadanos en Estados Unidos y Europa, con un apoyo de casi 4 millones de dólares”, destaca el doctor Juan Esteban Martínez.

Vale la pena hacer notar que la paloma no es la única ave endémica de esa región insular en riesgo de extinción, lo son también el perico y el cenzontle de Socorro, así como la pardela de Revillagigedo. (Agencia ID)

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.