22 Oct 2017

Alertan sobre contaminación por medicamentos

*Se han encontrado en cuerpos de agua dulce xenobióticos como analgésicos, antidepresivos, sedantes espasmolíticos y antibióticos que afectan la salud de bióta acuática y al ser humano Aunque los medicamentos han sido un factor clave en

*Se han encontrado en cuerpos de agua dulce xenobióticos como analgésicos, antidepresivos, sedantes espasmolíticos y antibióticos que afectan la salud de bióta acuática y al ser humano

Aunque los medicamentos han sido un factor clave en la erradicación y control de enfermedades, estos pueden causar daños cuando contaminan cuerpos de agua, puesto que resultan peligrosos para la bióta acuática y para el ser humano cuando la consume de forma directa o a través de los alimentos, sostuvo Liliana Favari Perozzi. Al participar en el Cuarto Foro Metrohm sobre Análisis de Agua, la investigadora adscrita al Departamento de Farmacología del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) alertó que en países como Estados Unidos, Italia, Inglaterra y Canadá, entre otros se han detectado pequeñas concentraciones de medicamentos en las plantas de tratamiento de aguas residuales, aguas superficiales, territoriales y marinas, del subsuelo y en la utilizada para beber. “Se han encontrado agentes citotóxicos, antibióticos, analgésicos, espasmolíticos, hormonas, beta bloqueadores, antineoplásicos, sedantes, medios de contraste y desinfectantes en los ecosistemas terrestres y acuáticos, así como bacterias resistentes a varios antibióticos”, explicó.

En ese sentido, Favari Perozzi hizo énfasis en que cuando la contaminación por medicamentos es alta en cuerpos de agua se deben tomar acciones para su tratamiento debido al riesgo potencial para los humanos, porque varias sustancias médicas pueden actuar al combinarse en un mismo lugar. “Estas interacciones pueden provocar mayor toxicidad como se demostró en algas que habitan en aguas con presencia de diclofenaco, ibuprofeno, naproxeno, ácido acetilsalicílico y antibióticos”. La investigadora que trabaja en el análisis de la farmacológia y la ecotoxicidad en cuerpos de agua dulce expuso que no se conoce bien el posible efecto a la salud humana por ingesta de agua contaminada por medicamentos.

La contaminación por medicamentos es una situación que afecta a todos pero se conoce poco; “la introducción de xenobióticos al medio ambiente se debe reducir, para disminuir la exposición ecológica y evitar que llegue a los alimentos y al agua potable, porque no se saben los efectos a largo plazo que pueden inducir en los organismos acuáticos”, indicó también la especialista sobre hepatoxicidad.

Dijo que el concepto de la farmacología y la relevancia de los compuestos farmacéuticos en el medio ambiente, debería ser agregado al currículum de la medicina y farmacia para resolver problemas ocasionados por su uso. Para atender este fenómeno han surgido disciplinas como la farmacovigilancia concentrada se en la detección, colección y evaluación de los riesgos humanos que inducen los medicamentos, cuyo objetivo es prevenir problemas relacionados con la prescripción, la efectividad y la seguridad de fármacos, porque son activos en pacientes y en el medio ambiente.

Además, se ha creado una extensión dedicada a la protección del medio ambiente ante la exposición de ingredientes activos de productos farmaceúticos, conocida con el término de ecofarmacología, farmacología ambiental o farmaecovigilancia, que tiene el propósito de minimizar el riesgo ecológico de los medicamentos. Las reservas mundiales de agua dulce exceden los 37 millones de km3 pero más de la cuarta parte se halla en los glaciares y en el hielo polar, en lugares lejanos y no se puede disponer de ella; el resto utilizable tiene una distribución irregular y el resto subyace en acuíferos subterráneos. Los cuerpos de agua dulce en el mundo representan el 0.023 % del total en el planeta, entonces siendo un recurso limitado, su análisis debe estar dirigido a la protección de su calidad y cantidad. La descarga de contaminantes residuales, industriales y de la agricultura vertidas directamente en ríos, embalses o lagos representa un serio problema de contaminación para la biota y el ser humano, alertó la experta.

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.